Asociados

 

Nacieron en 1853 del deseo de María de la Providencia de hacer algo por las almas del Purgatorio. Cada vez más un mayor número de personas se asocian a éste anhelo, participando del carisma de orar, sufrir y trabajar por las almas del Purgatorio. Los asociados también forman parte de la Familia Auxiliadora.