Votos perpetuos

 

Después de la etapa de profesión temporal y de un tiempo de preparación, donde la profesa ha verificado su opción de vida, y en dialogo con el instituto la profesa reconoce que ha llegado el momento de pronunciar sus votos definitivos vinculándose así con el instituto de auxiliadoras.

Mi experiencia de Votos Perpetuos

 

Los votos perpetuos (castidad, pobreza y obediencia) representan el compromiso final en el Instituto de las hermanas Auxiliadoras. Compromiso que se hace entre seis y nueve años después de la profesión de los primeros votos. Para mí, la vivencia de éstos, comprende todo nuestro ser y acontece en lo cotidiano de la vida en comunidad, en los lugares y espacios de trabajo-misión donde compartimos con otras y otros búsquedas, aprendizajes y procesos que nos permiten trascendender desde nuestra humanidad el misterio de amor de Dios en medio de la realidad en la que estamos inmersos. Es una etapa de la vida con momentos de cierres y apertura de experiencias, que implica estar en disponibilidad y discernimiento con las hermanas concernidas para cuando se nos pida cambiar de comunidad, cultura, país, idioma y misión. Haciendo todo bien cualquiera que sea para mayor gloria de Dios.

Elizabeth Gamboa Villamizar